El Llamado de la Montaña es un proceso de tejido social y co-creación colectiva de sustentabilidad y Buen Vivir, para hacer frente a injusticia social y ambiental, y llevar la construcción de paz del discurso a la práctica, en una pluralidad inclusiva. En dicho proceso, diferentes organizaciones de base, comunidades y personas naturales se juntan para intercambiar y aprender sobre diversas experiencias, prácticas y tecnologías sustentables, y se alían para generar estrategias y acciones concretas en el territorio anfitrión, ayudando así a mejorar su sustentabilidad y buen vivir.

Este proceso, generado en un territorio distinto cada año, es liderado por la red de C.A.S.A, quién en colaboración con los anfitriones, organiza durante el año pequeñas acciones que van escalando y fortaleciendo el tejido relacional, para culminar en un taller vivencial de 5 a 7 días en donde más de 400 personas/organizaciones/comunidades se encuentran para inspirarse, para aprender sobre el territorio anfitrión y generar un impacto positivo en él.

En este recorrido por diversos territorios del país con los diferentes llamados de la montaña, venimos acercándonos cada vez más a los saberes autóctonos de nuestros pueblos originales, encontrando allí una gran riqueza para nuestra red, pero también para toda la humanidad.

  1. 2006 – Ecoaldea Pachamama – Quindío
  2. 2008 – Aldeafeliz – Cundinamarca
  3. 2009 – Ecoaldea Atlántida – Cauca
  4. 2010 – Kunagua – Cundinamarca
  5. 2011 – Ecoaldea Anthakarana  – Quindío
  6. 2012 – Ecoaldea Atlántida – Cauca
  7. 2013 – Pachamama-Quindío (Eje Cafetero), Colegio Ideas-Valle (Suroccidente), Aldeafeliz-Cundinamarca (Centro), Campo Escuela-Antioquia (Noroccidente)
  8. 2014 – Ecoaldea Varsana Jardines Ecológicos – Cundinamarca
  9. 2015 – Misak Universidad – Cauca
  10. 2016 Ecoaldea emergente  Anaconda del Sur- Mocoa, Putumayo

Los próximos:

  1. 2017 Comunidad Kankuama – Atanquez Sierra Nevada de Santa Marta
  2. 2018 Territorio Muisca

Entendemos la necesidad de crear enlaces hacia el mundo exterior para recibir apoyo que nos permita crecer, cuidando y fortaleciendo la naturaleza, los modos tradicionales, la cultura y los saberes ancestrales.  Los que crecimos y vivimos en este sistema de megaciudades y riquezas materiales, que hemos evidenciado que no funciona, que favorece a muy pocos, que deteriora nuestro medio ambiente, que degrada los valores sociales y la espiritualidad, y que realmente no es sostenible mucho más tiempo, nos podemos ver reflejados en la resistencia de los pueblos indígenas campesinos y afrocolombianos que hacen evidente que otras formas son posibles.

Ese legado que aún tienen nuestros pueblos originarios en cuanto a formas de ecología, asentamientos y tecnologías sustentables ancestrales, queremos conectarlas con las tecnologías actuales para beneficio de todos. Es en estos desafíos y posibilidades compartidas con la red C.A.S.A donde encontramos un punto de enlace para aportar y en donde podemos también recibir, de tal forma que todos ganemos de esta ‘polinización cruzada del maíz’ en una simbiosis.  

En el devenir del Llamado nos hemos dado cuenta que estamos siguiendo un camino que va más allá de nosotros, que traza la madre tierra como nos están asegurando abuelos indígenas: Hemos pasado por la gente de agua, el pueblo Misak que nace de las lagunas y páramos que recogen sus aguas y armonizan nuestro espíritu. Para luego pasar por el pulmón del mundo, el Putumayo amazónico y sus más de 13 pueblos indígenas que nos acogieron para permitirnos respirar profundo, tranquilizarnos del afán de la modernidad, despojarnos de las comodidades que nos adormecen, y limpiar los miedos y las angustias. Ahora subiremos entonces para la Sierra Nevada de Santa Marta acogidos por el pueblo Kankuamo, hacer un acuerdo con la Madre en el corazón del mundo, enamorarnos de nuevo de ella y de nosotros mismos, y así bajar en el 2018 al territorio Muisca, ‘cuca’ de nuestra madre a sembrar la nueva humanidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *